¿Has notado que tu aire acondicionado no enfría o calienta como antes? Es posible que tu sistema esté con un nivel bajo de gas refrigerante, un problema común pero crucial para el funcionamiento eficiente de tu equipo. Te explicamos cómo identificar si este es el caso y qué pasos seguir.

Signos de que tu aire acondicionado podría necesitar más gas

  1. Bajo rendimiento en la climatización: Si tu aire acondicionado tarda más de lo normal en enfriar o calentar la estancia, o si ha dejado de hacerlo eficazmente, puede ser una señal de falta de gas refrigerante.
  2. Presencia de escarcha en los componentes: Una indicación física clara de que podría faltar gas es la formación de hielo o escarcha en las tuberías, especialmente alrededor del compresor o en las unidades exteriores. Esto sucede porque sin suficiente refrigerante, la presión dentro de sistema cae y las  temperaturas bajan excesivamente.
  3. Incremento inusual en las facturas de energía: Un aire acondicionado que carece de la cantidad adecuada de gas tendrá que esforzarse más para alcanzar la temperatura deseada, lo que se traduce en un mayor consumo de energía.
  4. Sonidos inusuales: Si escuchas silbidos o ruidos provenientes de las tuberías puede ser señal de fugas de gas, ya que el refrigerante escapando bajo presión puede producir estos sonidos.

Pasos para verificar la falta de gas refrigerante

  1. Inspección visual y auditiva: Comienza verificando si hay signos visibles de escarcha en las tuberías o escuchando ruidos anómalos en el sistema. Estos pueden ser indicativos de baja presión por falta de gas.
  2. Unos de manómetros: La forma más precisa de verificar si tu sistema está bajo en refrigerante es mediante la conexión de manómetros a la unidad exterior para medir la presión del gas. Este paso suele requerir un técnico especializado.
  3. Buscar signos de fuga: Dado que los sistemas de aire acondicionado no consumen refrigerante de forma natural, una baja en los niveles suele deberse a fugas. Revisar conexiones y juntas puede ayudarte a identificar si este es el problema.

Soluciones y mantenimiento:

Si confirmas que tu aire acondicionado está bajo en gas refrigerante, el siguiente paso es solucionar el problema adecuadamente:

  • Reparación de fugas: Antes de realizar una recarga de gas, es esencial localizar y reparar cualquier fuga en el sistema. Esto evitará que el problema se repita y garantizará un funcionamiento eficiente.
  • Recarga de refrigerante: Una vez reparadas las fugas, un técnico certificado puede proceder a recargar el sistema con el tipo de gas adecuado. Recuerda que la manipulación de gases refrigerantes debe ser realizada por profesionales debido a las normativas ambientales y de seguridad.
  • Mantenimiento regular: Para evitar problemas futuros, es recomendable realizar mantenimientos periódicos de tu aire acondicionado. Estos incluyen la limpieza de filtros, revisión de componentes y la verificación de niveles de refrigerante.

 

Un buen mantenimiento no solo ayuda a evitar averías, sino que también mejora la eficiencia energética y prolonga la vida útil de tu equipo. Ante cualquier duda o si detectas alguno de los problemas mencionados, es aconsejable contactar a un técnico cualificado. En expertClima, estamos siempre disponibles para asesorarte y ayudarte a mantener tu aire acondicionado en las mejores condiciones.

Por Mark