En el momento que estamos buscando un nuevo sistema de aire acondicionado para instalar en nuestro hogar o local comercial, es común caer en la trampa de pensar que “más potencia” es equivalente a “mejor”. Sin embargo, no siempre es así. En este artículo, te explicamos por qué no debes optar siempre por el aire acondicionado más potente y cómo seleccionar uno con una potencia adecuada.

La importancia de la potencia

La potencia del aire acondicionado debe estar en consonancia con el espacio que pretende climatizar. Un equipo demasiado potente (sobredimensionado) para un espacio pequeño puede resultar en un consumo energético innecesariamente elevado. También, un aire acondicionado con potencia insuficiente tenderá a estar trabajando siempre al máximo de su capacidad, lo que también se traducirá en un consumo más elevado.

Eficiencia energética y ahorro

La eficiencia y ahorro energético son dos aspectos fundamentales a tener en cuenta. Cuando pensamos en la potencia de un equipo, a menudo pasamos por alto cómo esto impacta en el consumo de energía. Un equipo de aire acondicionado con una potencia adecuada para el espacio a climatizar nos asegurará el confort deseado, además de una eficiencia energética. Esto es fundamental, sobre todo en los meses de temperaturas más extremas, donde gran parte de la factura de la luz está centrada en la climatización del hogar.

Dimensionamiento correcto para eficiencia máxima

Un dimensionamiento correcto del aire acondicionado es imprescindible para que nuestro equipo tenga una eficiencia energética aceptable. Un equipo sobredimensionado enfriará la estancia rápidamente, pero es posible que realice ciclos de encendido y apagado (incluso con la tecnología inverter), lo cual es ineficiente y puede llevar a un desgaste prematuro del sistema. Por otro lado, un equipo subdimensionado trabajará constantemente, intentando alcanzar la temperatura solicitada sin lograrlo, provocando un consumo excesivo de energía.

Tecnología para una mayor eficiencia

Las innovaciones tecnológicas han permitido el desarrollo de sistemas en el mundo de la climatización y aires acondicionados mucho más eficientes. Estos ajustan la velocidad de su funcionamiento para maximizar la eficiencia energética. El avance tecnológico en los últimos años más destacable es la tecnología Inverter, que ajusta la velocidad del compresor según la necesidad de enfriamiento, reduciendo el consumo de energía sin sacrificar el confort. Estas tecnologías aseguran una manera efectiva de controlar la temperatura en el interior de las estancias, minimizando el impacto en el consumo de energía.

¿Cómo elegir la potencia adecuada?

Para determinar la potencia necesaria, debes considerar varios factores como el tamaño de la estancia, la altura de los techos, ventanas en la habitación o el tipo de aislamiento del edificio. Puedes consultar otros artículos de expertClima en nuestro blog donde comentamos más detalladamente estos aspectos.

Conclusiones

Elegir un aire acondicionado con “mucha potencia” sin considerar las características específicas del espacio puede llevar a una serie de inconvenientes, como un consumo eléctrico excesivo. La clave está en encontrar una potencia adecuada, que nos pueda proporcionar el confort de una temperatura deseada, funcionando de una manera eficiente sin derroche energético.

Si tienes cualquier duda, puedes contactar con nuestro departamento comercial en expertClima para recibir un asesoramiento profesional. Te ayudaremos a elegir el aire acondicionado adecuado para tus necesidades.

Por Mark